martes, 24 de julio de 2012

Aceite de argán

Buenos días de martes soleado y muy caluroso, el sol aprieta con fuerza ya a primera hora de la mañana. Que día más bueno no? y por qué cuando llega el fin de semana se tapa, se nubla e incluso bajan las temperaturas...?!?!

Os mencioné, hace días, algo sobre el aceite de argán, pues bien hoy será el gran protagonista.

Primero de todo un poco de teoría: el aceite de Argán 100% puro, es un aceite cosmético virgen y desodorizado de primera presión en frío de semillas de Argania Spinosa (toma ya), la planta es originaria del suroeste de Marruecos, del norte del Sáhara y la provincia de Tindouf (al oeste de Argelia).

La teoría está muy bien (siempre va bien saber de donde vienen las cosas, por la culturilla general) pero vamos a la práctica. El aceite de Argán aporta nutrientes esenciales para la piel y el cabello.
Hidrata, repara y revitaliza todo tipo de pieles, incluso acneicas, aliado antiarrugas. Calma, repara y regenera las pieles dañadas, reduce hasta las huellas visibles dejadas por los granitos de acné, secuelas de varicela...
Extraordinario en casos de quemaduras y grietas.
Fortalece las uñas quebradizas.
¿Qué más se puede pedir? ¡Ya os dije que se merecía un post entero!

Aplícatelo directamente sobre la piel masajeando hasta su completa absorción, úsalo como mascarilla aplicándolo sobre el cabello mojado o una pequeña cantidad sobre el cabello seco o húmedo.

Para aceites naturales sabéis que apuesto por los de URESIM y el aceite de Argán no podía ser menos, calidad y precio impecable, 30ml por unos 12.90€.



Pruébalo y comparte los resultados

P.D: es conocido como el oro del desierto bereber... ¿por qué será?