miércoles, 10 de octubre de 2012

Mentiras y verdades sobre los piojos

Hola de nuevo,

Ya escribí sobre los piojos, pero con la vuelta al cole me ha parecido interesante volver a hablar de ellos, aunque esta vez de una manera diferente:

MENTIRAS Y VERDADES SOBRE LOS PIOJOS:

-Sólo los niños tienen piojos (cualquiera puede).
-Tener piojos es síntoma de higiene deficiente (al contrario, el piojo prefiere un pelo limpio, pero eso no significa que no hay que lavarse el pelo...eh? nada de, mamá hoy no toca pelo!!!)
-Los piojos saltan, vuelan y nadan (si, en realidad su nombre verdadero es batman, jaja, ahora en serio, se transmiten por contacto directo pelo a pelo o mediante transmisión por objetos como almohadas, peines, sombreros, toallas...)
-Si tras aplicar el tratamiento no se han ido es que se han vuelto resistentes (no tiene porque, simplemente puede que el tratamiento no se haya aplicado correctamente)
-Los perros transmiten los piojos a los seres humanos (el único que se transmite es el que proviene de otro ser humano, el parásito es específico de la especie humana, pobres perritos siempre 'pringan')
-El agua para enjuagar el producto debe estar muy caliente para 'rematar' a los piojos (hay que aclarar con agua tibia, el agua caliente penetra más facilmente por la piel y puede arrastar y hacer penetrar el producto contra los piojos)
-El piojo sobrevive mucho tiempo fuera del pelo (como mucho 48h vivos fuera del pelo)
-Las liendres son la forma resistente que no requiere pelo para sobrevivir (eso es la definición de espora y no tiene nada que ver, las liendres necesitan el calor corporal para sobrevivir, y tras una incubación de 8-9 días saldrá el piojo adulto)
-Si un niño tiene piojos todos los miembros de su familía deberían realizar un tratamiento de piojos (sólo deberían ser tratados aquellos con una infección comprobada aunque, en realidad, todos deberían revisarse diaria o semanalmente)




Pues hasta aquí el post de hoy, para que no os llenen la cabeza de mentiras sobre los piojos, no hay que temerlos, sí, son asquerosos pero son minúsculos y puedes acabar, fácilmente, con ellos

Besos