lunes, 10 de diciembre de 2012

Bendito Rhinomer

Hola a tod@s, ¿qué tal ha ido el fin de semana largo?

Yo, la verdad, que muy bien, finde en la montaña disfrutando de mi família y amigos, días de sol radiante y un frío que pela... Como consecuencia a este frío: ¡mocos!

Os pongo en situación: pon chaqueta, pon gorro, pon bufanda, quita chaqueta, quita gorro, quita bufanda... y el resultado a este quita y pon (lógico): mocos, soy madre primeriza (con 'algo' de experiencia con 11 sobrinos a mis espaldas) y os voy a dar un consejo... no os olvidéis de añadir al neceser de vuestro baby (sobretodo, si os vais a la montaña) unas monodosis de RHINOMER, soy meticulosa y hasta el día de hoy mis maletas y neceseres eran muy completos, no suelo olvidarme el Apiretal (por si las moscas), las tijeritas, el peine, la crema del culete, la crema de la cara, las toallitas, los pañales... A partir de ahora añadiré el RHINOMER (total, una cosa más, una cosa menos que poner en la maleta...)

No pensé en la posibilidad de un costipado y con la altura y el aire seco se convirtiera en 'una pesadilla nocturna' al no poder dormir mi hija y como consecuencia yo (va, y mi marido tampoco pudo dormir, jeje ;)..) Pobre, le costaba respirar!!

Como sabéis el RHINOMER está indicado para la higiene nasal del bebé desde el primer día, reblandece la mucosidad, restablece la respiración nasal en caso de nariz tapada y protege su sistema respiratorio.




En cuanto llegamos a Barcelona, bañerita caliente con su correspondiente dosis de RHINOMER y vuelta a la normalidad, noches de 12 horas de sueño sin apenas lloros por no poder respirar (se despertó sólo un par de veces, el RHINOMER es bueno pero no hace milagros de la noche a la mañana)

Feliz lunes