jueves, 10 de enero de 2013

El cólico del lactante

Hola de nuevo, ¿qué tal? ya estamos a jueves, ¡qué rápido pasan los días!

Hoy me gustaría hablaros del cólico del lactante, por definición, crisis de llanto inconsolables e intensas que se producen normalmente por la tarde, van acompañadas de distensión abdominal, flexión de las piernas sobre el abdomen y enrojecimiento cutáneo en niños que están sanos. Se diagnostica a muchos niños menores de 4 meses y es independiente del tipo de lactancia (materna o artificial). 
Normalmente se inicia hacia la 3ª semana de vida del bebé y se observa una mejoría a partir de la 12ª semana.
¿Causas? exactamente no se conocen pero se valoran como posibles, varias causas:
-Psicológicas: La conducta de los padres hacia el bebé pueden influir en la crisis del llanto aumentándolo o disminuyéndolo.
-Gastrointestinales: motilidad acelerada, inmadurez intestinal, flora bacteriana, gases...
-Alérgicas: intolerancia o alergia a la proteína de la leche de vaca, aunque no es en todos los casos y hay intolerancias transitorias.

Consejos pocos, tengo poca experiencia en cólicos, pero a parte de mantener la calma, mucha paciencia y algún que otro masajito en la barriga de vuestros bebés, y levantarles las piernas un poquito, un producto homeopático que parece que les ayuda bastante, el COLIKIND.

El COLIKIND son gránulos homeopáticos que se les administra directamente en la boca del bebé o disueltos en un poquito de agua mineral (sobretodo, si se administran con agua, con poca cantidad que puede despistar al bebé y luego no querer mamar o tomar el biberón). Se aconseja administrar 5 gránulos unos 20 minutos antes de cada lactancia.
La mejoría suele observarse a los 2 días del inicio del tratamiento, aun observando mejoría se debe seguir administrando.



Hasta aquí el consejo de hoy
 
Cuida de los tuyos